jueves, 15 de agosto de 2013

Cómo descubrir si alguien te está robando el Wi-Fi


Paso a paso para aprender a crear una red segura y mantener tu conexión wifi a salvo de todo tipo de intrusos...

Hoy en día las computadoras portátiles y los dispositivos móviles nos permiten conectarnos y nos brindan entretenimiento ilimitado, prácticamente en cualquier lugar a través del Wi-Fi, 3G y tecnologías 4G.

Mientras que el 3G y el 4G se usan en los smartphones, cuando uno está en la calle, el Wi-Fi sigue predominando en los hogares. Y en los cafés. Y las bibliotecas. Y los aeropuertos.

Gracias a los routers inalámbricos y los puntos de acceso, prácticamente cualquier conexión a internet por cable puede convertirse en una zona Wi-Fi.

Ya sea que los instalemos nosotros mismos o que se lo encarguemos a nuestro proveedor de internet, la mayoría de nosotros tenemos routers de Wi-Fi en nuestro hogar.

Esto puede generar algunos problemas: cuando las señales inalámbricas están operando en la misma frecuencia, pueden causar interferencias, sobre todo si usted vive en un edificio con muchos apartamentos.

Y sin las medidas de seguridad adecuadas, alguien podría fácilmente utilizar su red inalámbrica.

Lo más probable es que usted esté leyendo este artículo porque sospecha que alguien está usando su Wi-Fi sin permiso. Cuando los ocupas informáticos usurpan su Wi-Fi, están recortando su ancho de banda.

En casos extremos, pueden incluso llegar a robar información de su computadora o infectar los equipos de la red con un virus. Pero no tema: es fácil defenderse de esto.

Empecemos con una descripción básica de cómo manejar una red inalámbrica, que es el primer paso para tener una configuración de Wi-Fi segura.

Conociendo la red Wi-Fi.

Para poder detectar si alguien le está robando su conexión inalámbrica, es importante entender algunos conceptos básicos de las redes.

Ahora, echémosle un vistazo a algunos aspectos de las redes inalámbricas que le servirán de referencia para determinar si su señal Wi-Fi está siendo usurpada.

Una red inalámbrica se compone de una conexión a internet de banda ancha que surge de un módem DSL, vía cable o satélite. El módem se conecta a un router inalámbrico, que distribuye la señal y crea una red.

Esto es lo que se denomina una red de área local o LAN. Esta LAN es donde se configuran los elementos informáticos periféricos, como la computadora, la laptop y la impresora.

El router tiene lo que se denomina tabla de protocolo dinámico de dispositivos o DHCP. En esencia, la tabla de DHCP es la lista de todos los dispositivos informáticos que tienen permitido el acceso a la red.

Cada dispositivo tiene su propia dirección de control de acceso o MAC. Esto es como si fuera su firma. El router utiliza estas direcciones para asignarle a cada dispositivo de la red una dirección de protocolo de internet (IP).

Las direcciones de MAC y de IP de su equipo resultarán útiles al momento de detectar si alguien le está robando su Wi-Fi. También existen algunos términos importantes relacionados con el Wi-Fi que usted debe conocer.

Un identificador de servicios (SSID) es el nombre que identifica a una red inalámbrica. Por lo general, este será probablemente el nombre de su router (Netgear, ASUS o algo similar), pero usted puede divertirse cambiándolo por algo más personal y creativo.

La velocidad más utilizada en el Wi-Fi hoy en día, 802.11n, tiene una capacidad de transferencia de datos de hasta 600 megabits por segundo. 802.11ac es otra posibilidad, que le permitirá velocidades inalámbricas de más de un gigabit por segundo. 2,4 GHz y 5 GHz son dos frecuencias inalámbricas utilizadas en los routers inalámbricos.

Si usted se siente confundido por este vocabulario informático, no lo esté. Lo que es importante es que usted sepa qué buscar para diagnosticar el estado de su conexión Wi-Fi. De esto es de lo que hablaremos en la siguiente sección.

Cómo crear una red segura.

¿Su red inalámbrica está funcionando con lentitud? ¿Pierde la conexión a internet por momentos y no puede entender por qué? En primer lugar, sepa que probablemente nadie le esté robando su conexión a Internet.

Existen muchas circunstancias que pueden generar una conexión lenta. Su proveedor de internet podría estar teniendo problemas o estar sobrecargada de tráfico.

El router podría estar sufriendo interferencias con otros aparatos electrónicos, o simplemente podría estar teniendo dificultades para atravesar las paredes y muebles de su casa para que la señal inalámbrica llegue a su computadora.

Sólo hay una cosa que usted necesita para evitar que el 99,9 por ciento de los hackers accedan a su conexión de Internet: una contraseña.

El elemento más básico de la seguridad inalámbrica es un protocolo cifrado, como por ejemplo el WPA2 o el acceso protegido al Wi-Fi.

Los sistemas más antiguos, como el WEP y la primera generación del WPA han sido reemplazados por el WPA2, que resulta más seguro.

Usted no necesita saber cómo funciona el cifrado, sólo tiene que configurar el sistema de seguridad WPA2 en su router y establecer una contraseña para la red.

Elija una que pueda recordar, pero que no sea fácil de adivinar (por favor, no utilice "contraseña" o "12345") y usted estará bien encaminado en cuanto a la seguridad.

Entonces, ¿cómo se hace todo esto? Bueno, el proceso varía según el tipo de router que tenga, pero a la mayoría de los routers se puede acceder desde cualquier dispositivo conectado, a través de la dirección “http://192.168.1.1” en un navegador web.

Iniciar la sesión suele ser fácil, ya que la mayoría de los fabricantes de routers utilizan palabras simples, como "root" y "admin" como nombre de usuario y contraseña (esta información debería estar en el manual) del dispositivo.

Esto lo llevará a un panel de gestión que le permitirá cambiar todo tipo de opciones, incluyendo la seguridad inalámbrica.

Esto podría encender una pequeña luz de alerta en su cabeza. "Un segundo, si la mayoría de los routers utilizan la misma dirección y el mismo nombre de usuario/ contraseña, ¿no podría alguien ingresar y modificar mi configuración de seguridad?"

Bueno... ¡sí! Sin una contraseña, su red inalámbrica está abierta para que cualquiera pueda ingresar. Sin embargo, una contraseña no es suficiente para estar totalmente seguro.

También debe cambiar la información de inicio de sesión del router por algo más difícil de adivinar que "admin". Eso evitará que alguien pueda acceder a su router, pero, por si acaso, vamos a echarle un vistazo a cómo detectar una filtración en su conexión Wi-Fi.
Los usuarios de Mac pueden ingresar a la opción “AirPort” para ver un listado de los usuarios conectados.

Cómo detectar ladrones inalámbricos.

Con la seguridad WPA2 habilitada, es poco probable que alguien pueda acceder a su red. Pero existe una manera sencilla para detectar a los usurpadores: como cada dispositivo conectado a la red tiene una dirección IP y una dirección MAC únicas, uno puede acceder fácilmente a una lista de los dispositivos conectados (suele aparece como "clientes") en los sitios de configuración de su router inalámbrico.

Muchos dispositivos emiten una identificación porque han sido nombrados por sus propietarios, por lo que si usted ve que "Laptop de Juan" está conectado a su red y usted no conoce a ningún Juan, entonces hay un problema.

Incluso si un dispositivo que aparece en la lista de clientes del router no tiene nombre, puede contar el número de dispositivos conectados y compararlo con la cantidad de dispositivos que usted tiene para ver si los números coinciden.

¿Quieres asegurarse completamente de que nadie va a descubrir su contraseña y logrará meterse en su red? Usted tiene algunas opciones.

El router puede ocultar su SSID, lo que significa que no se mostrará a cualquiera que busque redes conectables. La dirección tendrá que ser introducida manualmente.

También puede configurar un filtro inalámbrico para los dispositivos que no sean de su propiedad, lo que inhabilitará el acceso a cualquier otra persona.

Por supuesto, esto hará que sea un poco más difícil para sus huéspedes, como por ejemplo sus amigos, conectarse a Internet en su casa.
Otra opción es el software de monitoreo de Internet. Por ejemplo, AirSnare es una aplicación gratuita que le avisa cuando una dirección MAC desconocida inicia sesión en su red.

Pero con una conexión segura, usted no debería tener que preocuparse por eso. La verdad es que el Wi-Fi ya no es un bien de lujo como lo era antes.

Usted puede conseguirlo en casi cualquier cafetería. Millones de personas tienen teléfonos inteligentes con conexiones permanentes.

Hasta cierto punto, eso hace que el Wi-Fi, sea una opción rápida y barata de acceso a internet, pero no siempre es la más conveniente.

Siempre y cuando su red esté protegida con contraseña, sólo un hacker que utilice software especializado podrá traspasar su seguridad, por ejemplo usando un programa de $2.500 llamado “Silica”, en conjunción con sitios web que contienen diccionarios de millones de palabras.
Pero todavía existe una manera sencilla de detener incluso a los hackers más peligrosos: utilice una mejor contraseña. Cuanto más larga y más difícil de adivinar, más segura será su red.

Con una contraseña segura, usted no debería tener que preocuparse por quién se conecta a su red. Los hackers tendrán que encontrar a alguien más para robarle su conexión.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails