viernes, 21 de diciembre de 2012

¿Dónde quieren las mujeres que las besen?


Una guía práctica para hombres que quieren ser buenos amantes... y para mujeres que saben cómo decirle a sus parejas qué es lo que les gusta...

Es muy probable que usted no esté utilizando en todo su potencial una de las mejores herramientas de su arsenal amatorio.

Esta arma secreta es su boca. No sólo estamos hablando de placer oral aquí, aunque usted debería darle placer a las mujeres si quiere ser considerado un buen amante. Vamos a ir un poco más allá de un simple beso en la boca en este artículo, que debería dominar si quiere besarlas en otros sitios.

Su boca puede ser aplicada en muchas otras partes de su cuerpo besando, lamiendo, mordisqueando, mordiendo y succionando. Cualquier lugar que usted suela tocar con las manos, probablemente se sentirá aún mejor si es estimulada por su boca.

Cuando se trata de besar a las mujeres, algunos de sus lugares favoritos son evidentes, mientras que otros suelen ser pasados por alto.

Las orejas.

Las orejas suelen ser descuidadas que puede ser un sitio de intenso placer para las mujeres y la mejor manera de estimularlos es con la boca.

Mordisquear los lóbulos con suavidad es una manera de provocar escalofríos en su espina dorsal, pero también podría pasar sus labios suavemente por su oreja, lo que le pondrá la piel de gallina, creando ondas de hormigueo placer.

La nuca.

Una de las maneras más fáciles y más confiable para complacer a una mujer es besarla en la nuca.

Esto funciona especialmente bien si la toma por sorpresa. Cuando está en lavando los platos o trabajando en la computadora, acérquese en silencio por detrás, quítele el pelo de la nuca y bésela allí. Ella pronto se olvidará de su tarea y querrá más.

La cara.

Hay pocas cosas más personales que besar a una mujer en la cara. Sus sentimientos cálidos hacia ella pueden expresarse mediante unos besos dulces en las mejillas, la frente, la mandíbula, e incluso su nariz y en sus párpados. Pero no le lama la cara. No lo hagas. Tampoco la muerda. La cara debe ser tratada con ternura.

La clavícula.

Mientras aún tenga la ropa puesta, uno de los lugares más íntimos para dedicarle algunos besos es la clavícula.

Que la clavícula de la mujer quede expuesta es algo muy insinuante y si usted la besa allí le hará desear que su boca recorra otras partes de su cuerpo. Así que empiece besándola allí antes de dedicarse a otros lugares que no podrá alcanzar mientras ella esté vestida.

La cadera.

La cadera es una zona más sensible de lo que usted cree. Esto podría deberse a su cercanía con el centro del placer físico. Sin importar cuál sea la razón, besar, lamer y mordisquear su cadera le provocará corrientes de placer desde la cabeza a los pies. No descuide esta zona.

Los pechos.

Poner su boca en sus pechos puede resultar extraordinariamente sexy, pero hacerlo mal puede ser contraproducente. Usted puede besar, lamer y chupar, e incluso morder dulcemente puede ser considerado aceptable, siempre y cuando usted lo tome con calma.

Los pechos son una zona delicada, por lo que deben ser tratados adecuadamente. A menos que a ella le guste el sadomasoquismo, morder está prohibido.

Sus pechos no deben tener moretones cuando usted haya terminado con ellos. Además, recuerde que sus pezones no son los únicos que necesitan un poco de atención. Use su boca sobre todos sus pechos para obtener un efecto máximo.

Zonas prohibidas.

No importa en dónde ponga su boca, ella probablemente va a disfrutar con eso. Sin embargo, para besar algunas partes del cuerpo usted siempre deberá solicitar un permiso, como por ejemplo los pies y la cola.

Algunas chicas simplemente no disfrutan ser besadas en estas zonas sensibles, así que pregúntele antes de hacerlo.

Por otro lado, algunas chicas disfrutarán con entusiasmo algunos besos en los pies o en la zona trasera. Averigüe qué le gusta a ella y utilice su boca de acuerdo a sus gustos.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails