jueves, 4 de marzo de 2010

Palabras de un reloj

Palabras de un reloj

Trabajo más que cualquier mortal.

Pero más fácilmente, porque lo hago segundo a segundo.

Nunca me preocupo de lo que hice ayer, ni de lo que tendré que hacer mañana.

Mi ocupación es hoy... ¡Aquí y ahora!

Sé que si hago lo de hoy, bien, no tendré que molestarme por el pasado, ni preocuparme por el futuro.

Tú, que eres persona, si quieres vivir tranquilo y feliz como yo… ¡Escucha!

No trates de vivir y revivir toda tu vida. No quieras hacer todo el trabajo, en un solo día.

¡Vive el momento!

Haz el trabajo de cada día en su día.

Te convencerás de que si aprovechas el tiempo, siempre hay tiempo para todo.

Hay un modo difícil y complicado de hacer el trabajo que tiene que hacerse.

Y de eso sabes… ¡Seguro!

Si quieres encontrar el modo fácil... ¡Mírame a mí!

Nunca me preocupo, nunca me apresuro...

¡Pero nunca me paro!

TIC TAC TIC TAC

Y... segundo a segundo...

¡No te preocupes por el ayer, lo que pasó, pasó!… ¡No puedes cambiarlo!…

¡Ni por lo que harás mañana, no sabes si llegarás!…

Eso sí, lo que hagas hoy, trata de hacerlo lo mejor posible… y luego...

¡¡¡Déjalo todo en manos de Dios, en él puedes confiar y nunca se equivoca!!!

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails