domingo, 3 de octubre de 2010

El cuerpo habla


El cuerpo habla

“La enfermedad es un conflicto entre la personalidad y el alma”. Bach.

Presten atención en este cartel colocado en la puerta de un espacio terapéutico.

Muchas veces:

El resfrío "chorrea" cuando el cuerpo no llora.
El dolor de garganta "tapona" cuando no es posible comunicar las aflicciones.
El estómago arde cuando las rabias no consiguen salir.
La diabetes invade cuando la soledad duele.
El cuerpo engorda cuando la insatisfacción aprieta.
El dolor de cabeza deprime cuando las dudas aumentan.
El corazón afloja cuando el sentido de la vida parece terminar.
Las alergias aparecen cuando el sentido de perfeccionismo es intolerante.
Las uñas se quiebran cuando las defensas están amenazadas.
El pecho aprieta cuando el orgullo esclaviza.
La presión sube cuando el miedo aprisiona
Las neurosis paralizan cuando el niño interior tiraniza.
La fiebre calienta cuando las defensas explotan las fronteras de la inmunidad.

Los dolores hablan en el cuerpo.

Pero cuidado... elegí qué hablar, con quién, dónde, cuándo y cómo...

Los niños cuentan todo, para todos, a cualquier hora, de cualquier forma. Pasar un informe es ingenuidad.

Elegí alguien que te pueda ayudar a organizar las ideas, armonizar las sensaciones y recuperar la alegría.

Todos precisan saludablemente de un oyente interesado.

Pero todo depende, principalmente, de nuestro esfuerzo personal para hacer que sucedan cambios en nuestra vida...

“Si yo vi más lejos, fue por estar de pie sobre hombros de gigantes”. Isaac Newton.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails