lunes, 15 de febrero de 2010

Himno a la Familia


Himno a la Familia

Qué ninguna familia comience de cualquier manera.
Qué ninguna familia muera por falta de amor.
Qué el matrimonio sea uno para el otro de cuerpo y alma.
Y que nada en el mundo separe un matrimonio soñador.

Qué Ninguna familia se abrigue debajo del puente...
Qué nadie se interponga en el hogar y en la vida de los dos.
Qué nadie los obligue a vivir sin ningún horizonte.
Qué ellos vivan de ayer, de hoy y en función de un después...

Qué la familia comience y termine sabiendo donde va...
Y que el hombre cargue a los hombros la gracia de un padre...
Qué la mujer sea un cielo de ternura, cariño y calor...
Y que los hijos conozcan la fuerza que brota del amor...

¡Bendice, Señor, a las familias! ¡Amén! Bendice Señor a la mía también...

Himno a la FamiliaQué marido y mujer tengan fuerza de amar sin medida.
Qué nadie vaya a dormir sin pedir o sin dar su perdón...
Qué los niños aprendan en el regazo el sentido de la vida.
Qué la familia celebre y participe del abrazo y del pan.

Qué marido y mujer no se traicionen ni traicionen a sus hijos.
Qué la envidia no mate la certeza del amor entre los dos.
Qué en su firmamento, la estrella que tiene mayor brillo,
sea la firme esperanza de un cielo aquí mismo y después....

Qué la familia comience y termine sabiendo donde va...
Y que el hombre cargue en los hombros la gracia de un padre...
Qué la madre sea un cielo de ternura, cariño y calor...
Y que los hijos conozcan la fuerza que brota del amor...

¡Bendice Señor, a las familias! ¡Amén! bendice, Señor, a la mía también...
¡Bendice Señor, a la mía también...
¡Unidos para siempre!

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails