viernes, 9 de octubre de 2009

Barack Obama: Premio Nobel de la Paz 2009

Barack Obama: Premio Nobel de la Paz 2009


Apenas le ha dado tiempo a poner en marcha su ambiciosa agenda legislativa en los ocho meses y medio que lleva en la Casa Blanca, pero el comité de los Nobel considera que sus "extraordinarios esfuerzos para fortalecer la diplomacia internacional y la cooperación entre los pueblos" merecen un galardón. Contra todo pronóstico, Barack Obama ha ganado el Nobel de la Paz 2009.

Las apuestas daban como favoritos, entre otros, a la senadora colombiana Piedad Córdoba, mediadora con las FARC, o al primer ministro zimbabuense,
Morgan Tsvangirai, quien consiguió arrancar al dictador Robert Mugabe un Gobierno de unidad tras meses de negociaciones. Pero el comité ha dejado a todos boquiabiertos con su decisión, que a diferencia de otros años no parece basarse en hechos sino en palabras y buenas intenciones.

"Como presidente, Obama ha creado un nuevo clima en la política internacional. La diplomacia multilateral ha recuperado un puesto prioritario, con énfasis en el papel que pueden desempeñar la ONU y otras instituciones internacionales", explican los organizadores.

El primer inquilino negro del Despacho Oval ha dado paso a una nueva etapa en la que parece posible "un mundo libre de armas nucleares" liderado por una gran potencia que, por otro lado, "ahora juega un papel más constructivo para enfrentarse a los enormes desafíos del clima", según argumentan sin mencionar expresamente a su predecesor, George W. Bush.

Esperanza después de Bush:
Pero quizá es precisamente Bush quien ha hecho tan "esperanzador" a Obama a ojos del comité de los premios Nobel. Tras ocho años de polémica gestión en Washington, la llegada de un nuevo presidente dotado de una poderosa oratoria ha supuesto un soplo de aire fresco en la diplomacia internacional. Así lo creen quienes le entregarán el galardón el próximo 10 de diciembre, convencidos de que "muy pocas veces una persona había captado hasta ese punto la atención del mundo y le había dado a la gente esperanza para un futuro mejor".

La explicación oficial,
publicada en el sitio web de la Fundación Nobel, no menciona ni un solo logro tangible. Podría decirse que el premio se debe a sus grandes discursos, como el dirigido a los musulmanes desde El Cairo el pasado junio, aunque de la mención a la desnuclearización se deduce que también han pesado las renacidas negociaciones con Irán y Corea del Norte o el acuerdo con Rusia para un futuro desarme.

Nada más conocerse la concesión del premio, la Red bullía con la bomba informativa. Por ejemplo, en
Twitter, el popular sitio de microblogging o mensajes breves en tiempo real, los términos Nobel Peace Prize y Nobel Prize se colocaron en primera posición de lo más comentado del día en apenas siete minutos. Pasada una hora, Nobel abría camino a Obama, que ocupaba tres de los cuatro primeros puestos del ranking.

El presidente, abrumado:
El galardón se anunció cuando aún eran las cinco de la madrugada en Washington. El portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs, despertó al gobernante al enterarse por e-mail de la noticia y éste, tan boquiabierto como todos, dijo sentirse "abrumado" por un éxito que seguramente no tenía previsto en su calendario.

Y no es para menos. En poco más de cuatro años, Obama ha pasado de ser prácticamente un desconocido a ocupar un escaño en el Senado, derrotar a la gigante Hillary Clinton en las primarias demócratas, tumbar a John McCain en las elecciones de noviembre y, finalmente, arrebatar el Nobel a activistas rusos, disidentes chinos y otros aspirantes que parecían contar con más posibilidades que él. Una trayectoria triunfal sólo truncada el pasado viernes por el rotundo fracaso de la candidatura de Chicago 2016 en Copenhague.

No ha sido Obama el único presidente de EEUU en obtener el premio, pero nunca antes se le había concedido a alguien que llevara tan poco tiempo en el poder. El republicano
Theodore Roosevelt (1906), por su intermediación en la guerra ruso-japonesa, y los demócratas Woodrow Wilson (1919) y Jimmy Carter (2002), ambos por promover la paz, lo recibieron en el tramo final de sus mandatos o incluso cuando ya habían abandonado el poder. ¿Será Obama el primero que se gana el Nobel años después de conseguirlo?

"Acepto el premio como un llamamiento a la acción".
"Para ser honesto, no creo que me merezca estar entre los hombres que han ganado este premio y han sido mi fuente de inspiración". Así reaccionó Barack Obama tras
ganar el premio Nobel de la Paz 2009. En un breve discurso en los jardines de la Casa Blanca, el presidente de EEUU reconoció sentirse "sorprendido" y "honrado", y afirmó que recibió la noticia con "profunda humildad".

Obama, que irá a Oslo en persona para recoger el premio, empezó su discurso explicando cómo se enteró de todo: "Esta mañana entró Malia en mi habitación y me dijo: ¡Has ganado el premio Nobel de la Paz y es el cumpleños de [la mascota] Bo!". Su hija menor, Sasha, añadió que también se avecinaban tres días de fiesta, lo que el jefe de Estado aprovechó para aliñar la situación con un comentario irónico: "Los niños siempre te ayudan a ver las cosas en perspectiva".

Según el inquilino de la Casa Blanca, el jurado de los Nobel a menudo utiliza el galardón para dar "un empujón a ciertas causas", y es así como Obama interpreta el reconocimiento, como "un llamamiento a la acción para que las naciones se enfrenten a los retos del siglo XXI". Así, el jurado le habría elegido a él por el "rol de liderazgo" de su país y porque causas como la libertad se encuentran entre "las aspiraciones de EEUU desde su fundación".

Fuente:
elmundo.es

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails