jueves, 15 de abril de 2010

El espermograma del abuelo

El espermograma del abuelo

El doctor le pide una muestra de esperma a un hombre de 85 años. Como parte de su chequeo anual, le da un frasco y le dice:

“Lleve este frasco a casa y tráigalo mañana con la muestra de esperma”.

Al día siguiente el hombre de 85 años vuelve al consultorio del doctor y le entrega el frasco tan vacío y limpio como el día anterior.

Ante la lógica pregunta del doctor, el hombre explica:

“Primero intenté cumplir el cometido con mi mano derecha… y nada… Después traté con mi mano izquierda… y nada…

Entonces le pedí ayuda a mi esposa… Ella trató con su mano derecha… después con su mano izquierda y aún con las dos manos... y nada...

Ahí fue cuando ella me dijo:

¡Ya sé!... Probó con su boca… con los dientes puestos… después se sacó los dientes y le dio mordisquitos suaves… y aún nada…

Apareció mi suegra y dijo:

“¿A mí me van a enseñar?...

Probó un buen rato en posiciones distintas y cada vez más estrafalarias… y no hubo caso…

“Incluso llamamos a Susi, la vecina de al lado. Y ella, que tiene mucha confianza conmigo, también trató, primero con las dos manos, luego debajo del brazo y hasta apretando entre sus rodillas… pero aún nada”.

El médico casi en estado de shock dijo:

¿Usted se animó a pedírselo a su suegra y a su vecina?...

Y el viejo contestó:

“¡¡¡Sí doctor... ninguno de nosotros pudo abrir el frasco!!!”...

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails