miércoles, 11 de enero de 2012

Media clase ó Clase media


¡¡¡Increíble, pero cierto!!!... En estrategia económica, nada ha cambiado en cuatro siglos (la historia se repite).


Lean pues el escalofriante y clarificador diálogo entre Colbert Y Mazarino, durante el reinado de Luis XIV de Francia.

Jean-Baptiste Colbert (1619 - 1683)
Ministro de Economía del Rey de Francia Luis XIV.
Impulsor del "Mercantilismo" francés, que pasó a llamarse "Colbertismo".


Cardenal Jules Mazarino
(1602 - 1661)
Diplomático y político.
Primeramente estuvo al servicio del Papa, y más tarde, al servicio del reino de Francia (siendo el sucesor del cardenal Richelieu, como primer ministro).


El diálogo:

COLBERT: -Para conseguir dinero, hay un momento en que, engañar (al contribuyente) ya no es posible. Me gustaría, Señor Superintendente, que me explicara cómo es posible continuar gastando, cuando ya se está tan endeudado hasta el cuello...

MAZARINO: -Si se es un simple mortal, claro está cuando se está cubierto de deudas, se va a parar a la prisión. Pero el Estado... cuando se habla del Estado, eso ya es muy distinto. No se puede mandar al estado a prisón. Por lo tanto, el Estado puede continuar endeudándose. Todos los Estados lo hacen.

COLBERT: -¡Ah, sí! ¿Usted piensa eso? Con todo, precisamos de dinero. ¿Y cómo hemos de obtenerlo si ya creamos todos los impuestos imaginables?

MAZARINO: -Se crean otros.

COLBERT: -Pero ya no podemos lanzar más impuestos sobre los pobres.

MAZARINO: -Es cierto, eso ya no es posible.

COLBERT: -Entonces... ¿sobre los ricos?

MAZARINO: -Sobre los ricos, tampoco. Ellos no gastarán más, y un rico que no gasta, no deja vivir a centenares de pobres. Un rico que gasta, sí...

COLBERT: -Entonces... ¿cómo hemos de hacer?

MAZARINO: -Colbert... ¡¡¡Tú piensas como un queso de gruyere o como el orinal de un enfermo!!! Hay una cantidad enorme de gente entre los ricos y los pobres. Son todos aquellos que trabajan soñando en llegar algún día a enriquecerse y temen llegar a pobres. Es precisamente a esos a los que debemos gravar con más impuestos... cada vez más... siempre más. Esos, cuanto más les quitemos, más trabajarán para poder compensar lo que les quitamos...

... ¡¡¡Son una reserva inagotable!!!

¿A qué nada ha cambiado, y se ajusta perfectamente a nuestra realidad social?

Y, para "rematar" el tema, les dejo este magistral pensamiento del pastor americano Adrian Rogers (1931 - 2005).




¡¡¡NO TIENE DESPERDICIO!!!

Todo lo que una persona recibe sin haber trabajado para obtenerlo, otra persona debe haber trabajado para ello, pero sin recibirlo...

El Gobierno no puede entregar nada a alguien, si antes no se lo ha quitado a alguna otra persona.

Cuando la mitad de las personas llegan a la conclusión que ellas no tienen que trabajar, porque la otra mitad está obligada a hacerse cargo de ellas.

Y cuando esta otra mitad, se convence de que no vale la pena trabajar, porque alguien les quitará lo que han logrado con su gran esfuerzo, eso... mi querido amigo... es el fin de cualquier Nación.




¡¡¡NO SE PUEDE MULTIPLICAR LA RIQUEZA DIVIDIÉNDOLA!!!.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails