martes, 15 de septiembre de 2009

Sabiduría de los años‏

Un viejo estanciero tenía un lago en su enorme estancia.

Después de mucho tiempo sin ir allí, decide irse a echar un vistazo general para ver si estaba todo en orden.

Agarró un balde para aprovechar el paseo y traer unas frutas existentes por el camino.

Al aproximarse al lago, escuchó voces femeninas, animadas, divirtiéndose.

Llegando un poco más cerca, avistó un grupo de mujeres bañándose, completamente desnudas.

Se hizo presente y, con eso, todas se fueron a la parte más honda del lago, manteniendo solamente la cabeza fuera del agua.

Una de las mujeres gritó:.

¡No saldremos mientras usted no se aleje!.

El viejo respondió:.

¡Yo no vengo hasta aquí para verlas nadar o salir desnudas del lago!.

Levantando el balde, les dijo:.

“Estoy aquí nada más para alimentar al
yacaré”...

(A veces, la experiencia y el oficio triunfan sobre la juventud y el entusiasmo).

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails