sábado, 26 de julio de 2014

Como hacerse viejo


El otro día una joven niña, me preguntó:

¿Que se sentía ser viejo?...

Me sorprendió mucho, ya que no me considero viejo.

Hacerse viejo...

He decidido... Es como un regalo.

Ahora soy yo, probablemente por primera vez en mi vida me siento como la persona que siempre quise ser.

Algunas veces me desespero de mi cuerpo... Las arrugas, las ojeras y la calvicie...
Y a menudo me sorprendo de aquella persona vieja que vive en mi espejo, pero ya no me preocupo mucho de estas cosas...

Solo sé que no cambiaría mis sorprendentes amigos, y mi maravillosa vida, por menos canas o un cuerpo musculoso.

Al envejecer... me he vuelto más amable conmigo y menos autocrítico.

Me he convertido... en mi mejor amigo.

No me regaño por comer esa galleta extra, o por no hacer mi cama o por no comprar ese juego de jardín que no necesitaba.

Estoy en mi derecho de ser un poco desordenado, extravagante y oler las flores...

He visto a muchos amigos irse de este mundo muy pronto, antes de que entendieran la libertad que viene con el hacerse viejo.

¿A quién le interesa... si escojo: Leer o jugar en la computadora hasta las 4 de la mañana y después dormir hasta... quién sabe qué hora?...

Bailaré conmigo a esos maravillosos acordes de los 50´s y 60´s y si deseo en ese momento, llorar por algún amor perdido...

¡Seguro que lo haré!

Caminaré por la playa con un traje de baño completo a pesar de las miradas de compasión de aquellos que usan bikini... Ellos también... Algún día se harán viejos... (Si tienen suerte).

Sé que algunas veces soy olvidadizo. Pero me acuerdo... de las cosas importantes.

A través de los años mi corazón se ha rotó.

¿Cómo no puede romperse el corazón cuando pierdes a alguien querido... o cuando sufre un niño o cuando muere tu mascota?...

Pero el corazón roto es lo que nos da la fuerza, entendimiento y compasión. Un corazón que nunca se ha roto, nunca sabrá de la felicidad de ser imperfecto.

Soy bendito por haber vivido lo suficiente, para que mis cabellos se vuelvan grises...

Y aun así... conservar la sonrisa de mi juventud.

Tantos no se han reído, y tantos han muerto antes que sus cabellos se volvieran plateados.

Puedo decir “NO”... y querer decirlo.
Puedo decir “SI”... y querer decirlo.

Cuando vas envejeciendo, es más fácil ser positivo. Te preocupas menos de lo que las otras personas puedan pensar.

Hasta me he ganando el derecho de estar equivocado...

Me gusta ser viejo, porque... ¡¡¡Me he dado libertad!!!

Me gusta ser la persona en la que me he convertido.

No voy a vivir para siempre... pero mientras esté aquí, no perderé tiempo en lamentar de lo que pudo ser, o preocuparme de lo que será.

Comeré postre todos los días... (Si así lo deseo).

Amaré sencillamente...
Amaré generosamente...
Hablaré amablemente...
Y todo el resto... Dejárselo a Dios.

¡Qué bello es contemplar las flores y aspirar su fragancia en los ratos de nuestra vejez!

¡Qué bellas son... Las Mariposas que vuelan de flor en flor!

Queridos amigos:

Disfruten sus años de vida y no sufran por haber perdido la juventud...
Vivan y amen profundamente...
Ustedes tienen un gran valor...
Para Dios... Y para mí también...

Nacemos y ya sabemos cómo es el destino del viaje, aquello que no sabemos es como es el final...

Este tren se detiene en muchas estaciones. Eso sí que Nunca sabremos...

En cuál de ellas alguien nos dirá... "HASTA AQUÍ LLEGÓ SU VIAJE"...

Mientras tanto... ¡¡¡PRIMORDIALMENTE... VIVAMOS!!! Nada se repite...

Los momentos son únicos y debemos vivirlos al máximo...

¡¡¡HONREMOS LA VIDA!!!

¡¡¡Sonríe cada mañana, porque Dios se ha despertado antes que tú y ha colgado el Sol en tus ventanas!!!

miércoles, 16 de julio de 2014

Cómo saber si otras personas usan tus fotos


Consejos prácticos para saber si te están robando tus fotos online, y para qué las están usando...

1 - Ejecute una búsqueda inversa de imágenes en Tineye.com. Cargue o pegue un enlace a la foto que desea buscar y haga clic en "buscar".

Haga clic sobre una posible coincidencia (si encuentra alguna) y haga clic en "cambiar" para alternar entre su imagen y la que coincidan con ella. Tineye muestra la dirección URL al lado de cada imagen de la lista de resultados de la búsqueda.

2 - Realice una búsqueda inversa de imágenes utilizando la opción de Google "búsqueda por imagen".

Vaya a la página web de Google Imágenes y haga clic en el icono de la cámara en la barra de búsqueda. Cargue o escriba la dirección URL de una imagen y luego haga clic en "buscar".

Los resultados aparecerán divididos entre las coincidencias idénticas y las imágenes visualmente similares, con imágenes en miniatura y links a cada sitio.

3 - Utilice un servicio de recuperación comercial. ImageRights es una firma que rastrea el uso no autorizado de imágenes, y busca la compensación por parte de los sitios web que infrinjan los derechos de autor.

Las tarifas varían dependiendo del nivel de servicio que usted requiera.

4 - Revise el sitio de estadísticas de su imagen o del servidor web. Busque imágenes que estén recibiendo múltiples referencias de un único sitio web; esto es un indicador de que el sitio puede estar exhibiendo una imagen de su servidor en su página web.

Muchos servidores de internet y plataformas de blogs ofrecen estadísticas de visitas, y algunos sitios especializados en imágenes, como Flickr, Photobucket y Picasa, también ofrecen la posibilidad de ver las estadísticas sobre las personas que ven sus fotos.

Consejos y advertencias.

Aunque es imposible evitar por completo que otros utilicen sus imágenes, existen algunas cosas que usted puede hacer para que resulte más difícil.

Incorpore marcas de agua en sus fotos -utilizando un programa de edición de fotos para añadir textos a la imagen- puede evitar que otros reutilicen sus imágenes.

Si le están robando las fotos de su sitio web, un código JavaScript que deshabilite el botón derecho puede resultar eficaz contra los ladrones menos conocedores de la tecnología; sin embargo, para aquellos que tienen algo de conocimiento técnico, esto será fácil de superar.

sábado, 12 de julio de 2014

Mi mejor Amigo


¡Hola... Soy Jesús!...

Yo estoy a tu lado y soy aquél que nunca pierde la fe en tus sueños.
Soy yo quien a veces altero tu itinerario, y hasta atraso tus horarios para evitar accidentes o encuentros desagradables.

Sí, soy yo quien habla a tu oído aquellas “inspiraciones” que tú crees que acabaste de tener como “gran idea”.
Soy yo quien te causa aquellos arrepíos cuando te aproximas a lugares o situaciones que te van a colocar en peligro.
Y soy yo quien llora por ti cuando tú con tu terquedad insistes en hacer todo al contrario sólo para desafiar al mundo.
Cuantas noches pasé en la cabecera de tu cama velando por tu salud, cuidando de tu fiebre y renovando tus energías.

¿Cuántos días yo te sujeté para que tú no entrases en aquel ómnibus, carro y hasta avión? ¿Por cuántas calles oscuras yo te guié con seguridad?...
No sé, ya perdí la cuenta, y eso no importa.

Lo que realmente importa, y lo que me deja triste y preocupado, es cuando tú asumes la postura de víctima del mundo, cuando tú no crees en tu capacidad para resolver los problemas, cuando tú aceptas las situaciones como insolubles, cuando tú paras de “luchar” y simplemente reclamas de todo y de todos, cuando tú desistes de ser feliz y culpas a otra persona de tu infelicidad, cuando tú dejas de sonreír y asumes que no hay motivos para reír, cuando el mundo está repleto de cosas maravillosas, cuando te olvidas hasta de mí, “Yo Soy Jesús, aquél que Dios dio para morir en tu lugar en la Cruz del Calvario”, en sacrificio, para que los pecados del mundo fuesen perdonados.

Ya que me dejaron hablar directamente contigo, me gustaría recordarte que estoy a tu lado siempre, aun cuando tú crees estar totalmente solo y abandonado, hasta en ese momento yo estoy agarrando tu mano, yo estoy consolando a tu corazón, yo estoy mirándote, y por amarte demasiado, me quedo triste con tu tristeza, pero, como yo sé que tú naciste para adorar a mi padre que está en los cielos, le agradezco a Él la oportunidad bendita de conocerte y cuidar de ti, porque tú eres realmente muy especial para mí.

¡Soy Jesús, creo en ti!

Ora, alaba, agradece. Yo estoy aquí contigo, oyéndote...

“Santo Dios, Señor mío, celoso guardador, si a mí se me confió el conocerte, rige mi vida, guárdame e ilumíname. ¡Amén!”...

Si sientes en tu corazón, transmite este mensaje a tus amigos...
Muchos olvidan que tienen un amigo fiel a su lado...

¡¡¡JESÚS es el mejor amigo!!!

¡Qué Tengas un lindo día, lleno de PAZ!...

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails