miércoles, 16 de julio de 2014

Cómo saber si otras personas usan tus fotos


Consejos prácticos para saber si te están robando tus fotos online, y para qué las están usando...

1 - Ejecute una búsqueda inversa de imágenes en Tineye.com. Cargue o pegue un enlace a la foto que desea buscar y haga clic en "buscar".

Haga clic sobre una posible coincidencia (si encuentra alguna) y haga clic en "cambiar" para alternar entre su imagen y la que coincidan con ella. Tineye muestra la dirección URL al lado de cada imagen de la lista de resultados de la búsqueda.

2 - Realice una búsqueda inversa de imágenes utilizando la opción de Google "búsqueda por imagen".

Vaya a la página web de Google Imágenes y haga clic en el icono de la cámara en la barra de búsqueda. Cargue o escriba la dirección URL de una imagen y luego haga clic en "buscar".

Los resultados aparecerán divididos entre las coincidencias idénticas y las imágenes visualmente similares, con imágenes en miniatura y links a cada sitio.

3 - Utilice un servicio de recuperación comercial. ImageRights es una firma que rastrea el uso no autorizado de imágenes, y busca la compensación por parte de los sitios web que infrinjan los derechos de autor.

Las tarifas varían dependiendo del nivel de servicio que usted requiera.

4 - Revise el sitio de estadísticas de su imagen o del servidor web. Busque imágenes que estén recibiendo múltiples referencias de un único sitio web; esto es un indicador de que el sitio puede estar exhibiendo una imagen de su servidor en su página web.

Muchos servidores de internet y plataformas de blogs ofrecen estadísticas de visitas, y algunos sitios especializados en imágenes, como Flickr, Photobucket y Picasa, también ofrecen la posibilidad de ver las estadísticas sobre las personas que ven sus fotos.

Consejos y advertencias.

Aunque es imposible evitar por completo que otros utilicen sus imágenes, existen algunas cosas que usted puede hacer para que resulte más difícil.

Incorpore marcas de agua en sus fotos -utilizando un programa de edición de fotos para añadir textos a la imagen- puede evitar que otros reutilicen sus imágenes.

Si le están robando las fotos de su sitio web, un código JavaScript que deshabilite el botón derecho puede resultar eficaz contra los ladrones menos conocedores de la tecnología; sin embargo, para aquellos que tienen algo de conocimiento técnico, esto será fácil de superar.

sábado, 12 de julio de 2014

Mi mejor Amigo


¡Hola... Soy Jesús!...

Yo estoy a tu lado y soy aquél que nunca pierde la fe en tus sueños.
Soy yo quien a veces altero tu itinerario, y hasta atraso tus horarios para evitar accidentes o encuentros desagradables.

Sí, soy yo quien habla a tu oído aquellas “inspiraciones” que tú crees que acabaste de tener como “gran idea”.
Soy yo quien te causa aquellos arrepíos cuando te aproximas a lugares o situaciones que te van a colocar en peligro.
Y soy yo quien llora por ti cuando tú con tu terquedad insistes en hacer todo al contrario sólo para desafiar al mundo.
Cuantas noches pasé en la cabecera de tu cama velando por tu salud, cuidando de tu fiebre y renovando tus energías.

¿Cuántos días yo te sujeté para que tú no entrases en aquel ómnibus, carro y hasta avión? ¿Por cuántas calles oscuras yo te guié con seguridad?...
No sé, ya perdí la cuenta, y eso no importa.

Lo que realmente importa, y lo que me deja triste y preocupado, es cuando tú asumes la postura de víctima del mundo, cuando tú no crees en tu capacidad para resolver los problemas, cuando tú aceptas las situaciones como insolubles, cuando tú paras de “luchar” y simplemente reclamas de todo y de todos, cuando tú desistes de ser feliz y culpas a otra persona de tu infelicidad, cuando tú dejas de sonreír y asumes que no hay motivos para reír, cuando el mundo está repleto de cosas maravillosas, cuando te olvidas hasta de mí, “Yo Soy Jesús, aquél que Dios dio para morir en tu lugar en la Cruz del Calvario”, en sacrificio, para que los pecados del mundo fuesen perdonados.

Ya que me dejaron hablar directamente contigo, me gustaría recordarte que estoy a tu lado siempre, aun cuando tú crees estar totalmente solo y abandonado, hasta en ese momento yo estoy agarrando tu mano, yo estoy consolando a tu corazón, yo estoy mirándote, y por amarte demasiado, me quedo triste con tu tristeza, pero, como yo sé que tú naciste para adorar a mi padre que está en los cielos, le agradezco a Él la oportunidad bendita de conocerte y cuidar de ti, porque tú eres realmente muy especial para mí.

¡Soy Jesús, creo en ti!

Ora, alaba, agradece. Yo estoy aquí contigo, oyéndote...

“Santo Dios, Señor mío, celoso guardador, si a mí se me confió el conocerte, rige mi vida, guárdame e ilumíname. ¡Amén!”...

Si sientes en tu corazón, transmite este mensaje a tus amigos...
Muchos olvidan que tienen un amigo fiel a su lado...

¡¡¡JESÚS es el mejor amigo!!!

¡Qué Tengas un lindo día, lleno de PAZ!...

sábado, 5 de julio de 2014

Cómo funcionan los DNS


¿Qué son los DNS y qué hacen?:

Los DNS son uno de los servicios más críticos en la Internet, sin ellos no podríamos acceder a la red. Cuando accedemos a un sitio específico, el tráfico comienza a originarse desde tu ordenador, pasa a través de tu ISP (proveedor de Internet), y luego por una serie de enrutadores intermediarios, hasta llegar al servidor de la web en cuestión. Es decir, la computadora de un usuario tiene su cliente DNS que genera las peticiones con el objetivo de saber la dirección IP que corresponde al dominio al que se intenta acceder, si escribes en el navegador "bloghotpoint.blogspot", tu navegador solicita la IP a un servidor. Los servidores DNS contestan estas peticiones y le dicen al ordenador la IP del sitio, resolviendo la dirección.

Los DNS son los traductores de la web.

Los DNS hacen el trabajo difícil por ti, pues sería imposible para la mayoría de los mortales recordar cientos de direcciones IP, y por eso utilizamos nombres de dominio como Google.com y Facebook.com. Los usuarios casi nunca nos comunicamos directamente con el servidor DNS, sino que la resolución de los nombres la hacen las aplicaciones (navegador, cliente de correo, gestores de descarga, etc.).

La sintaxis de un DNS:


Todos los nombres de DNS son escritos con una jerarquía específica que se divide en tres partes: El host (anfitrión o servidor), el dominio, y el dominio de nivel superior (Top Level Domain -TLD). Por ejemplo, en www.bloghotpoint.blogspot.com, www es el host, .bloghotpoint.blogspot es el dominio, y .com es el TLD. Todos los dominios necesitan estar registrados bajo un TLD, ya sea .org, .net, .com, etc. Un subdominio es opcional y va a la izquierda del nombre de dominio, el dueño del mismo es libre de crear subdominios y mantenerlos en el mismo servidor.

Cada dominio o subdominio tiene una o más zonas de autoridad que publican la información acerca del dominio y los nombres de servicios de cualquier dominio incluido. La jerarquía de las zonas de autoridad coincide con la jerarquía de los dominios. Al inicio de esa jerarquía se encuentran los servidores raíz: Los servidores que responden cuando se busca resolver un dominio de primer y segundo nivel.

El recorrido:


Cuando un usuario abre el navegador y escribe una dirección, se desencadenan una serie de eventos que aunque implican una cadena bastante larga de dominós, frente a tus ojos ocurren en apenas un instante.

Primero el ordenador revisa su propio caché de DNS en busca de la dirección IP (si ya has entrado antes a un sitio, la segunda siempre es más rápida porque queda almacenado en la memoria caché o temporal), si no la consigue se reenvía la petición al servidor de DNS local (este es usualmente el de tu ISP si nunca lo has cambiado).

Ahora los servidores DNS locales verifican su propia caché para buscar la dirección IP y comprobar si ya conocen la respuesta, y si no lo consiguen entonces reenvían la petición a los servidores raíz del dominio (esto es lo que se conoce como búsqueda recursiva), y estos responden con la información.

Luego el servidor DNS local reenvía la información que obtuvo de los servidores raíz con la dirección IP para el host, y almacena en caché la información para el futuro. La computadora del usuario hace lo mismo, y por último el navegador genera una petición HTTP al servidor WWW de unsitiowebcualquiera.com localizado en la dirección IP 001.000.000.111. El servidor WWW responde la petición y le envía la página web al usuario. Todo gracias a los DNS.

Ref.: Bitelia.com

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails