sábado, 4 de junio de 2011

Si amar fuera fácil



Si amar fuera fácil... no habría tanta gente amando mal, ni tanta gente mal amada.

Si amar fuera fácil... no habría tanto hambre ni tantas guerras ni gente sin apellido.

Si amar fuera fácil... no habría niños en las calles sin tener a nadie, no habría orfanatos porque las familias serenas adoptarían más hijos; ni hijos mal concebidos, ni esposas mal amadas, ni prostitutas y nunca nadie negaría lo que juró en el altar, ni habría divorcios jamás...

Si amar fuera fácil... no habría ladrones y las mujeres embarazadas no abortarían... ni habría asesinos, ni precios exorbitantes ni los que ganan demasiado, ni los que ganan menos.

Si amar fuera fácil... ni soldados habría, pues nadie agrediría mas, el amor es un sentimiento que depende de un “yo quiero amar” y después seguido de un “yo espero”...

El hombre, un egoísta que maximiza su “yo” y sólo piensa en él mismo, por eso, amar es difícil. Porque debemos pensar en el otro antes que en nosotros mismos.

Jesucristo no jugaba cuando nos mandó amar y, cuando murió amando, dio la suprema lección...

... “¡Qué no se ama por ser fácil!, ¡Se ama porque Dios es Amor!”...

Y si se lo permitimos, Él nos ayuda a amar como Él ama. Todo es posible con Dios.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails