miércoles, 23 de febrero de 2011

Calvicie: Hallan un posible tratamiento por accidente


Calvicie
Lo descubrieron al experimentar con la hormona del estrés en ratas.

Un grupo de investigadores que experimentaban con la hormona del estrés en ratas tropezaron con un nuevo descubrimiento sorprendente: un potencial tratamiento para la caída del pelo.

Científicos de la Universidad de California y la Administración de Veteranos estaban trabajando en ratas genéticamente modificadas que desarrollan una calvicie de la cabeza a la cola debido a la producción excesiva de una hormona del estrés. El experimento no estaba centrado en la caída del pelo: apuntaba a estudiar un compuesto químico que bloqueara los efectos del estrés en el intestino. Los investigadores trataron a las ratas peladas durante cinco días con el compuesto y volvieron a ponerlas en las jaulas con las ratas que tenían pelaje.

A los tres meses, los sorprendió lo que encontraron: todas las ratas tenían la cabeza y el lomo cubiertos de pelo. Eran imposible distinguirlas. El Dr. Million Mulugeta, codirector del programa de biología preclínica en materia de estrés en la UCLA, dijo que miró dentro de la jaula y se preguntó por qué no estaban las ratas peladas. “Le pregunté a mi colega, ‘¿Cómo es posible que estas ratas no se distingan de las otras?’ Volvimos a nuestro registro de datos y nos dimos cuenta de que a todas las ratas les había crecido el pelo. Fue un hallazgo inesperado”, dijo.

Las ratas utilizadas en los experimentos habían sido modificadas genéticamente para que produjeran un exceso de una hormona del estrés llamada factor liberador de corticotrofina (CRF). Para bloquear la acción del CRF, los investigadores inyectaron a las ratas un péptido llamado astresina-B. El experimento buscaba medir qué cantidad del péptido podía inhibir los efectos del estrés en el colon.

Este descubrimiento fue publicado en la revista médica PLoS One y ya despertó opiniones encontradas. La Dra. Melissa Piliang, dermatóloga de la Clínica Cleveland, advirtió que los hallazgos podrían no ser aplicables a los humanos, pero dijo que pueden generar más estudios acerca del posible papel del estrés en la caída del pelo.

“Hemos visto a pacientes cuyo pelo empeoraba cuando estaban en una situación de mucho estrés”, dijo Piliang. “Pero no sabemos si parte de esta pérdida genética del pelo se ve afectada por el estrés. Creo que es positivo para la futura investigación y el tratamiento”.

En tanto, el Dr. George Cotsarelis, presidente del departamento de dermatología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Pensilvania, dijo que cualquier tratamiento que se desarrolle a partir de esta investigación probablemente sea útil sólo para la pérdida de pelo relacionada con el estrés, más que como tratamiento para la calvicie genética.

El Dr. Mulugeta coincidió en que para un tratamiento destinado a los humanos hay que esperar varios años. “Estamos en la etapa inicial del trabajo”, dijo. “La observación es contundente, pero no sabemos si este efecto podría verse en humanos. ¿Cómo actúa? Hay que averiguarlo, pero tenemos la intención de seguir adelante”.

Ref.: Clarín.com

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails