domingo, 25 de mayo de 2008

Proverbios Orientales.


Si haces planes para un año, siembra arroz…
Si los haces para dos lustros, planta árboles…
Si los haces para toda la vida, educa una persona…

Puedo derrotarte físicamente con o sin razón, pero solo puedo derrotar tu mente con un razonamiento.

Me lamentaba de no tener mejores zapatos hasta que vi un hombre que no tenía pies.

Un beso es como el agua salada, bebes y tu sed aumenta.




Puedes aplastar a una persona con el peso de tu lengua.

Jamás desesperes en medio de las más sombrías aflicciones de tu vida, pues de las nubes más negras caen agua limpia y fecundante.

Si quieres conocer el pasado mira el presente que es su resultado. Si quieres conocer el futuro, mira el presente que es su causa.

Un libro abierto es un cerebro que habla, cerrado un amigo que espera, olvidado un alma que perdona, destruido un corazón que llora.




Si te sientas en el camino, ponte frente a lo que aun has de andar y de espaldas a lo andado.

Si eres paciente en un momento de ira, escaparás a cien días de tristeza.

La mayor conquista en el carácter de un guerrero es su propio temple.


Todos los hombres son sabios, unos antes, los otros… después.




LinkWithin

Related Posts with Thumbnails