miércoles, 5 de marzo de 2008

Aparición de una novedosa patología.

Si un café te quita el sueño.

Si una cerveza te lleva directo al baño.

Si todo te parece muy caro.

Si cualquier tontería te altera.

Si te dan mareos al subirte a un banco para cambiar un foco.

Si tienes más pelos en la nariz y orejas que en la cabeza.

Si todo pequeño exceso te provoca aumento de peso.

Si llegas a la edad de los metales; (cabellos de plata, dientes de oro, marcapasos de titanio).

Si haces el amor casi tres veces por semana; (casi el lunes, casi el miércoles, casi el sábado).

Si un corte de carne te cae pesadísimo, el picante te irrita el trasero y el ajo lo repites.

Si la sal te sube la presión.

Si al mesero le pides una mesa lo más lejos posible de la música y de la gente.

Si al atar tus zapatos te da dolor de cintura.

Si la TV te adormece.

Si usas varios tipos de anteojos; (de lejos, de cerca, medio, de sol...).

Si no toleras la música en alto volumen y piensas que es para locos.

Si te dicen "señora" o "señor" en todos lados.

Si te da catarro con sólo abrir el refrigerador.

Todos estos síntomas son prueba irrefutable que padeces "SEJUELA"...

¡¡¡SE... JUE... LA... juventud!!!

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails